jueves, 7 de junio de 2012

VOLVEMOS CON EL FÚTBOL. ESTA VEZ "LA FOQUITA" SE INTOXICÓ. ¡QUÉ COINCIDENCIA! NI UN "EXTRANJERO" JUEGA. EL CUENTO CONTINÚA.

Poderoso
Don Dinero
Vuelvo a pensar mal y con razón. Ya lo dije en mi anterior reseña. No puede existir tanta coincidencia. Lo que está sucediendo merece una investigación más profunda, porque la historia se repetirá siempre. El dinero lo corrompe todo. No se salvan ni los deportistas. El partido que nos viene ante Uruguay, luego de las continuas derrotas anteriores, se nos va a hacer muy difícil. Los "fantásticos extranjeros" ya la olieron y, siempre de acuerdo con el que tiene su comisión, desaparecen y esta vez para siempre.  Si ganan los  entusiastas y jóvenes valores, surgirán "nuevos fantásticos". Así es el negocio.

Conversando en el Facebook con mis amigos, pronostiqué antes del partido ante Colombia, que esta vez la victoria iba a ser nuestra por 3 goles a 1. Y no me equivoqué. Acerté en el gol colombiano y se perdió justo 3 goles por parte nuestra ante la valla de los de la cumbia. ¿Y eso qué fue? ¿Mala suerte? ¿Puede un profesional dedicado a tiempo completo a su tarea, realizar lo que nos mostraron en el campo? Hubo la entrega del caso, pero no es posible perder goles frente a frente con el guardapiolas. ¡Increíble! En cambio los colombianos aprovecharon la única ocasión y se acabó el partido.

La verdad es muy dura. Recuerdo que en mis tiempos juveniles y cuando jugaba nuestra selección en los sudamericanos, siempre estaba el comentario de que no podíamos ganar, porque éramos aptos sólo para un primer tiempo. En efecto, se jugaba bonito y se ponía en jaque al rival durante los primeros 45 minutos de juego. Llegaba el segundo tiempo y los camilleros ingresaban al campo para aplicar los masajes correspondientes por los calambres que sufrían los nuestros. Así era siempre. Historia vieja que recuerdo ahora y sin ningún ánimo de criticar malamente a la selección actual.

Pudimos asistir a dos mundiales y casi con los mismos jugadores. Allí estuvieron el "Nene"Cubillas, el "Cholo" Sotil, Roberto Challe, Julio César Uribe y, ya lo saben de memoria quienes más. Se realizó una magnífica presentación en "México 70", siendo nuevos en la competencia y en España, la cosa fue diferente. Lo positivo de esta historia es que clasificamos dos veces y ese fue el gran mérito. Que nos eliminaran después, ya es otra historia. Tampoco podemos inflarnos tanto, porque se hizo lo que se pudo, siendo la realidad una total imposibilidad de optar por el título. Imposible.

Esa es nuestra triste realidad. Hemos sido malabaristas con el balón, caso César Cueto. Habilidosos como el "cholo" Sotil, sin duda alguna un genio peruano del fútbol mundial. Triunfó en el Barcelona de Messi y dejó huella. Con Teófilo Cubillas, sucedió lo mismo y ha sido un ejemplo para la juventud por su comportamiento serio y disciplinado. Ahora es comentarista, pero no tan bueno como jugador. El "granítico" Chumpitaz, fue jugador de otro lote y se le recuerda bien. En síntesis, después de aquellas jornadas con estos jugadores, nada nuevo ha sucedido. ¿A qué se debe? No lo se.

Final de este comentario. Si ganamos a Uruguay en su propia cancha, seremos "extraordinarios". Ya no "fantásticos". El periodismo, siempre exagerado, los encumbrará hasta el máximo y "vendrán al toque" los contratos del extranjero. Si se pierde, como lo dice la lógica, seremos los sacrificados y pese a la entrega demostrada en el campo, quedará abierta la posibilidad de gran futuro para los nuevos. Así es el fútbol actual. Negocio grande. ¿Ganadores? Quienes reciben las "coimisiones. Ya los conocen y allí permanecerán porque el dinero, todo lo compra. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario