jueves, 15 de marzo de 2012

"MAGALY MEDINA". UN CASO INVEROSÍMIL DE "LO QUE LE GUSTA A LA GENTE".

Magaly Medina
Siempre anteponiendo nuestra calidad de no periodista y limitándonos a ser televidente o radio escucha, nos referimos ahora a este fenómeno de nuestra televisión que sigue en vigencia y cuenta con buenos apoyos publicitarios. De plano les diré que no soy afecto a su programa. Esa hora de las 9 de la noche, estoy casi siempre en Canal "N" con Jaime de Althaus. Lo que sucede es que nos han estado llamando para opinar sobre esta discutida periodista y conociendo su trayectoria por sus "escandaletes", poco es lo que tendríamos que agregar. Lástima sea el modelo que, muchos otros periodistas, han elegido para buscar notoriedad.

La vimos anoche y anteayer. Nos reventamos el hígado observando una secuencia de observaciones íntimas del querido personaje "Melcochita". La verdad es que no entendemos lo que se propone Magaly Medina en llevar al aire tan insignificante ejemplo de buenas costumbres. Se supone que todo esto está arreglado y Villanueva, amante del figuretismo a toda ley, se da la libertad de expresarse en el tono más vulgar, jamás concebido en labios de un artista que se precie de serlo. Hasta su pareja aparece en escena y, no contentos con todo ello, también sus criaturas. ¡Cosa de locos!

Ayer traté de anotar datos sobre esta historia que parece continúa, pero me llamó un gran amigo que me liberó de seguirme malogrando el hígado. Fue una larga conversación y que al finalizar, sólo alcanzamos a observar pleitos y lo que se denomina "basura" en la televisión. Me pregunto: ¿esto le agrada a la gente? Nosotros estamos haciendo de críticos aficionados, pero la periodista profesional que es Magaly Medina y de lo que tanto se ufana, puede darse esa "libertad" en un medio tan masivo como lo es Canal 9. ¿Qué hace a favor de la educación en nuestro país? ¿"Melcochita" es un ejemplo para nuestra gente?

Creo que hoy vendrá la tercera parte de esta historia truculenta y nada agradable y les prometo que no la veré. Suficiente con lo poco que vi y hago este comentario porque para eso estamos. Para eso creamos "Comentiquejas", sin auspicio de nadie. Sólo nuestra conciencia y buen gusto. Gracias a Dios existe ese aparatito de control remoto que nos libera instantáneamente de este tipo de programas. ¡Ah! Pude oírla decir que cuando un personaje es público, está sometido a sus infames e indebidas persecuciones de escándalo. ¿Qué ley del código periodístico avala tremenda aberración de abusos?

Todos los programas similares que se transmites por las mañanas, tardes y noches,  tienen el mismo objetivo. Desnudar in moralmente a los artistas o personajes públicos. ¿Eso es libertad de prensa? ¿Dónde está el Ministerio de Cultura que no pone fin a estas anomalías? Personajes grotescos y "hombres amanerados" que desdibujan lo que debería ser un animador profesional, abundan en estos programas. La huachafería se da cita y me imagino que el público que los sintoniza es la gran masa peruana. Toda esa gente hermana a la que todavía no llega la verdadera cultura. ¡Ese es el público de Magaly Medina!

Y no tienen la culpa. Allá quienes se lo permiten. No hay censura y el gusto por lo bueno y ejemplar se ha perdido. Debo recordarle a esta "estrella de la televisión", que tuvo la suerte de salir a la fama en aquel inexplicable homenaje a Augusto Ferrando por sus trayectoria en la televisión y que fue aprovechado para denigrarlo en cobarde atentado contra su persona. No agrego más, porque el tiempo es el encargado de dar fin a estos desmanes. Lo que le gustó hacer, le sucederá de todas maneras más adelante. Y reflexione que la fama es efímera. Hoy nadie recuerda a Ferrando, Kiko Ledgard o Pablo de Madalengoitia, habiendo sido personajes de mayor altura y solvencia escénica en la televisión. Guarde pan para Mayo, porque está cercano el final y los años la van adornando. Además, "no hay mal que dure cien años...". Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada