martes, 27 de marzo de 2012

LOS JUECES DE LA PANTALLA CHICA. INTERROGAN CON UN DESPARPAJO TREMENDO Y SE CREEN DUEÑOS DE LA BALANZA JUSTICIERA.

"El Tremendo Juez".
Cada vez que veo la televisión, gracias a Dios muy poco, me surge el instinto de defender a quienes, en casos de escandaletes, se enfrentan a las interrogantes de los famosos conductores de programas políticos, deportivos y de espectáculos. Basta que consigan un motivo de crítica y allí están como dignos jueces calificando y emitiendo sentencias a la ligera, sin importar honras y seguros de que lo que presentan está amparado por la llamada Libertad de Prensa. ¿Por qué realizo esta observación? Simplemente porque la mayoría de estos pseudo jueces tienen detrás suyo, un curriculum de negativa fama y se olvidan de ella.

Con esto del "chuponeo" en el Callao y con actitudes muy propias de él, un comunicador que tiene una abyecta fama delincuencial, se toma la libertad de "enjuiciar" con preguntas a los involucrados en este hecho. Pienso que en una Magistratura Judicial, los jueces deben estar realmente "limpios" de todo. Para ser juez hay que mostrar virtudes de honestidad y moral. Aquel que se precie de tal y que en sus manos está el destino de un acusado, deberá pensarlo seriamente y basado en su conciencia limpia, emitir una sentencia legal. Nos olvidamos por un momento de la corrupción. Pensemos en lo que debe ser la justicia.

Volviendo a los "jueces de la pantalla chica". Con qué solvencia critican. ¡Cómo acusan! Como se basan en los "chuponeos", cuando les conviene, para manchar honras. Este es el famoso peiiodismo libre al que nos hemos acostumbrado a asistir. Basta que un camarógrafo o alguien aficionado a grabar y que se encuentra de improviso con una oportunidad de ganar unos soles por la venta de su confidencia, entrega el vídeo a estos "jueces" y se arma el bolondrón caiga quien caiga. Me pregunto: ¿Protege la verdadera Justicia a este tipo de aprovechadores y que apelan a ella para defender sus noticias?

Creo que el periodismo se ha pasado de la raya. Siempre tuve entendido que su misión es la de informar, dar a conocer actividades que eleven el nivel cultural de los pueblos, que no induzcan a cosas equivocadas. No a especular de las noticias y con el fin de lograr sintonía, barren con todo. Mi experiencia en el mundo radial me dio oportunidad de conocer a famosos "defensores del pueblo", basar sus comentarios en el chantaje. Les llegaba la denuncia de un sindicato y para obtener su silencio, llamaban al Gerente y lo obligaban a pagar un cupo o, si se trataba de empresas comerciales, a dar publicidad a cambio.

¿No será este el mismo estilo que se ha heredado en cierto sector del periodismo? ¿O son los intereses de los propietarios de los canales de televisión, los que priman en sus juicios? No entiendo por qué insisten en pedir protección para los peruanos, cuando la fama a la delincuencia la hacen ellos y magnifican todo lo que es delincuencia. Tengo la plena seguridad que si los canales de televisión, las radios y los periódicos no fueran tan insistentes en resaltar robos, crímenes y todo lo asqueroso de lo policial, otro sería el panorama. Hagan la prueba. Olvídense de la corrupción y hablen sobre cultura y arte.

Desde mi posición de televidente o radio escucha, les llamo la atención. Estoy aplicando el sentido común y mis años me conducen a decir toda mi verdad. Una noticia escandalosa, tapa cualquier otra que dañe a quien les interesa defender. Las famosas columnas de humo. Es por eso que personajes tan enanos como los futbolistas, destacan más que en las páginas deportivas, en las delincuenciales. Manco y Martínez son la última novedad. ¿Qué se puede esperar de ellos? Nacieron para patear pelotas y sus propias dignidades. Ojalá nos entiendan y se olviden de los escándalos. Esa Prensa Libre, la detesto. Gracias.

jueves, 15 de marzo de 2012

"MAGALY MEDINA". UN CASO INVEROSÍMIL DE "LO QUE LE GUSTA A LA GENTE".

Magaly Medina
Siempre anteponiendo nuestra calidad de no periodista y limitándonos a ser televidente o radio escucha, nos referimos ahora a este fenómeno de nuestra televisión que sigue en vigencia y cuenta con buenos apoyos publicitarios. De plano les diré que no soy afecto a su programa. Esa hora de las 9 de la noche, estoy casi siempre en Canal "N" con Jaime de Althaus. Lo que sucede es que nos han estado llamando para opinar sobre esta discutida periodista y conociendo su trayectoria por sus "escandaletes", poco es lo que tendríamos que agregar. Lástima sea el modelo que, muchos otros periodistas, han elegido para buscar notoriedad.

La vimos anoche y anteayer. Nos reventamos el hígado observando una secuencia de observaciones íntimas del querido personaje "Melcochita". La verdad es que no entendemos lo que se propone Magaly Medina en llevar al aire tan insignificante ejemplo de buenas costumbres. Se supone que todo esto está arreglado y Villanueva, amante del figuretismo a toda ley, se da la libertad de expresarse en el tono más vulgar, jamás concebido en labios de un artista que se precie de serlo. Hasta su pareja aparece en escena y, no contentos con todo ello, también sus criaturas. ¡Cosa de locos!

Ayer traté de anotar datos sobre esta historia que parece continúa, pero me llamó un gran amigo que me liberó de seguirme malogrando el hígado. Fue una larga conversación y que al finalizar, sólo alcanzamos a observar pleitos y lo que se denomina "basura" en la televisión. Me pregunto: ¿esto le agrada a la gente? Nosotros estamos haciendo de críticos aficionados, pero la periodista profesional que es Magaly Medina y de lo que tanto se ufana, puede darse esa "libertad" en un medio tan masivo como lo es Canal 9. ¿Qué hace a favor de la educación en nuestro país? ¿"Melcochita" es un ejemplo para nuestra gente?

Creo que hoy vendrá la tercera parte de esta historia truculenta y nada agradable y les prometo que no la veré. Suficiente con lo poco que vi y hago este comentario porque para eso estamos. Para eso creamos "Comentiquejas", sin auspicio de nadie. Sólo nuestra conciencia y buen gusto. Gracias a Dios existe ese aparatito de control remoto que nos libera instantáneamente de este tipo de programas. ¡Ah! Pude oírla decir que cuando un personaje es público, está sometido a sus infames e indebidas persecuciones de escándalo. ¿Qué ley del código periodístico avala tremenda aberración de abusos?

Todos los programas similares que se transmites por las mañanas, tardes y noches,  tienen el mismo objetivo. Desnudar in moralmente a los artistas o personajes públicos. ¿Eso es libertad de prensa? ¿Dónde está el Ministerio de Cultura que no pone fin a estas anomalías? Personajes grotescos y "hombres amanerados" que desdibujan lo que debería ser un animador profesional, abundan en estos programas. La huachafería se da cita y me imagino que el público que los sintoniza es la gran masa peruana. Toda esa gente hermana a la que todavía no llega la verdadera cultura. ¡Ese es el público de Magaly Medina!

Y no tienen la culpa. Allá quienes se lo permiten. No hay censura y el gusto por lo bueno y ejemplar se ha perdido. Debo recordarle a esta "estrella de la televisión", que tuvo la suerte de salir a la fama en aquel inexplicable homenaje a Augusto Ferrando por sus trayectoria en la televisión y que fue aprovechado para denigrarlo en cobarde atentado contra su persona. No agrego más, porque el tiempo es el encargado de dar fin a estos desmanes. Lo que le gustó hacer, le sucederá de todas maneras más adelante. Y reflexione que la fama es efímera. Hoy nadie recuerda a Ferrando, Kiko Ledgard o Pablo de Madalengoitia, habiendo sido personajes de mayor altura y solvencia escénica en la televisión. Guarde pan para Mayo, porque está cercano el final y los años la van adornando. Además, "no hay mal que dure cien años...". Gracias.

miércoles, 7 de marzo de 2012

LA VOCALIZACIÓN DE LAS PALABRAS AL CONVERSAR O AL LEER LAS NOTICIAS.

No he conocido personaje más "figurete" que el comentarista deportivo nacido en los programas de Yola Polastry y que hoy es un padre de la Patria. Alberto Beingolea. Un caso especial de niño y que poco a poco, bajo esa apariencia, se fue haciendo visible hasta convertirse en lo que es hoy. Sin la experiencia de un congresista ni político alguno, concede entrevistas y se muestra ducho y enterado en los problemas que afectan al país. Allí donde exista un interés público, allí aparece. Respondiendo con una aparente solvencia. Como queriendo demostrar que es ducho en la materia. Aquí ya no se trata de un simple comentario futbolero. Mostrar frases trilladas y ganarse un "camarazo".

No lo recuerdo en sus inicios, porque jamás noté su presencia infantil en la tele. Con Yola Polastry, adquirió otros ribetes. Me agradaban el Tío Johnny o "Cachirulo", porque presentaban a pequeños artistas cantantes y nos fascinaba oírlos interpretar los temas de moda. Lo otro fue una variación en cuanto a las oportunidades de los niños y más trató la animadora de formarse una imagen propia. Ella era la estrella y todos los demás sus burbujitas. Mi punto de vista es como la de un simple observador de la pantalla chica. ¿Quiere darse este gusto? Cree su propio blog y aventúrese a opìnar. Es magnífico. Los resultados parecerían terapéuticos, por que me hacen mucho bien. 

Pero vayamos al tema que nos ocupa. Se trataba en la la televisión de buscar opiniones de los políticos o congresistas , acerca del cambio de otra cárcel dorada para el hermano del Presidente. Ningún guardían de Piedras Gordas, se va a dar el lujo de tratar mal a este prisionero. ¡Estaría loco! Ya sabemos de todas las libertades que se toma el tal "Antauro". Se regaló, antes de que fuera Presidente su hermano, el derecho de eliminar policías y armar una revuelta que no tiene nombre. Según su padre, lo preparó para eso. Me pregunto: ¡No se arrepentirá a lo que condujo a su hijo. De lo que si debe estar orgulloso, si es cierto que los preparó a todos sus descendientes, es el haber logrado que Ollanta Humala, ocupe nuestra actual presidencia gubernamental.

Bueno. Sobre este caso "Don Figurete Beingolea" ha aparecido en la noche anterior con Jaime de Althaus y esta mañana con "Carla y Carlos" en la misma señal. No se trata de criticar con mala intención. Nos molesta que, mientra hacemos nuestros ejercicios matinales, la bicicleta por ejemplo, no podamos entender lo que conversan. Porque no vocalizan correctamente las palabras. Aquí se formó, con el congresista, un "trío" que no mueve los labios y se precipita al conversar, ¿Me dejo entender? Esto lo notamos nosotros, porque fue parte de lo que aprendimos de los grandes hombres del micrófono que engalanaron la radio de ayer.

De por si, Alberto Beingolea es un "verborrero". Habla y habla y no dice nada. No pronuncia debidamente como lo debería hacer, ya que se trata de un comunicador social. Me quedo admirado oyéndolo y viéndolo como si se tratara de un personaje de relieve. Sus poses y estilo que son imitación de un personaje argentino del canal "Fox Sport", que sí pronuncia muy bien y comenta con verdadero sentido. Las fotos nos lo muestran tal como él se lo propone. Siempre buscando las cámaras. Debe olvidarse de ellas y pensar en la Cámara que ocupa. Más que crítica es un consejo, porque condiciones para estar donde están "los tres", las tienen.

Acoto que ya son varios los personajes de la radio y la televisión que han ocupado un escaño en el Congreso, sin actuaciones que destacar. Hoy, tristemente en el olvido y cobrando muy bien. Pongo "contra, por siaca...". A veces me lamento haber creado este blog, pero me doy cuenta que se hace necesaria una opinión desde casa, no profesional, que diga lo que siente y a la que los años le han dado suficiente capacidad para corregir. Además, nuestro jefe, es nuestra conciencia. Solitarios y frente a la computadora, nos distraemos cada vez más y sin sentirlo, estamos adquiriendo experiencia y respuestas a lo que decimos y analizamos. Aquí no hay interés ni temor. Dios, lo sabe muy bien. Gracias.

lunes, 5 de marzo de 2012

MI OPINIÓN SOBRE JAIME BAYLI. IMAGEN COMPLETAMENTE DESDIBUJADA DE A QUIEN LE HICIERON CREER QUE ERA UN GENIO.

Jaime Bayli
Reitero una vez más que no soy periodista, no tengo título alguno como tal y escribo por la facilidad que nos otorga tener un blog. Un sano entretenimiento y que nos permite opinar libres, siempre respetando la ética, sin mayores patrones que nos puedan inducir a decir lo no correcto. Cuando escucho a "verdaderos" periodistas exigir la libertad de prensa, acceder a entrevistas y declarar que nunca tuvieron problemas para decir la verdad en sus medios, no les creo. Simplemente, porque jamás afectaron los intereses de los dueños del lugar en el que laboran. ¿Qué periodista criticaría al Presidente Humala en Radio Nacional o Canal 7, TVPerú? Hace poco el Presidente Correa, del Ecuador, tuvo declaraciones que aclaran el concepto que tenemos sobre la "libertad de prensa". Sin embargo, es satanizado justamente por el periodismo de su país y quienes creen en esa "libertadad de prensa".

Bayli "el valiente"
Durante las elecciones pasadas, Jaime Bayli, el valiente, respaldado por el apoyo económico de Keiko o de Frecuencia Latina, lanzó improperios y toda suerte de acusaciones en contra del actual Presidente. Quienes lo contrataron para dicho fin, se jugaban una victoria segura. Competían los que, según las encuestas, nadie deseaba fuera Presidente. Los de la "derecha", Castañeda, Toledo y PPK, les hicieron un gran favor. Se liaron entre ellos y permitieron el resultado que todos sabemos. El valentón y atrevido Bayli, se borró del mapa más rápido que volando. Sin atenuantes, porque se las buscó. Sencillamente, huyó. Nadie lo persigue y nos agradaría verlo criticando a Ollanta Humala. Por ejemplo, el caso que hoy preocupa a la opinión pública: la nueva cárcel dorada de Antauro. ¿Sería posible o sigue creyendo en la valentía del "Franco Tirador"?

El buen esposo
Soy muy poco afecto a los programas de entretenimiento que nos ofrece la tele en las mañanas. Hay uno que conduce una chica guapa que conocí en sus inicios en Canal 4. Recuerdo que la productora Fina Ayala le prometía hacerla famosa. Hoy está en Frecuencia Latina conduciendo "Espectáculos" y no lo hace mal. Lo malo es lo que la producción ofrece. Puras chabacanerías, líos de comadres, nada que produzca deseos de asimilar. Es mi hija la que me prendió el televisor y sintonizó, ya empezada, una secuencia con Jaime Bayli y su actual esposa que lo "desnudaba" ante los televidentes de un país que no es el nuestro. 

El dúo perfecto
Y allí estaba el valiente. Escuchando asombrado sus intimidades. Una serie de barbaridades que un hombre que se sienta orgulloso de serlo, no aceptaría ni por un millón de dólares. No entendí mucho el asunto, pero por imaginación y conociendo la conducta de este llamado alguna vez "genio", me volvió a sus payasadas con el tal "Tongo". Famoso por dejarse tomar el pelo por el "valiente". Es lo que recuerdo de sus presentaciones nocturnas y que, según el entrevistado, aceptábamos ver. "El Franco Tirador". Hoy no es peligro para nadie y como comprenderán, ya no está en la televisión y nadie lo extraña. ¿Alguien me diría lo contrario? Con toda sinceridad, no lo creo.

"Con ropa de escritor".
Es que cada personaje que entrevistaba, estaba sujeto a sus "caprichos". Los políticos, por aprovechar de su tele audiencia y ganar algunos puntos a su favor. Me agradó aquella vez que el querido "Chato Barraza" lo puso en su sitio. Y con justa razón. No se dejó manipular. Cobardemente, y no se le ocurrió otra cosa peor, Bayly recurrió a la fama de borrachín del cómico, buscando el motivo adecuado para salir del paso. Sin embargo el periodismo de espectáculos, siempre con un jornal o interrés entre bambalinas, apoyó la tesis del "Franco Tirador" e hizo leñas al genial Miguelito Barraza. Esa es la famosa "libertad de prensa". Tampoco deseo generalizar mi concepto, pero los muchos años metidos en la radio y en la televisión, solventan mi tesis.

No se qué decir...
Bueno. Completo mi sexto párrafo expresando que jamás me convenció el extraño "niño terrible". No fue jamás de mi agrado. Un engreído jovenzuelo al que se le abrieron las puertas de un periódico, porque era hijo de papá. Lo convirtieron en estrella de la televisión y continúa siéndolo, pero ahora con sus extravagancias que es lo que "gusta a la gente". Nada más equivocado y reitero que hay que producir "lo que necesita la gente". No me van a negar que "La Tigresa del Oriente" practica un arte lejos del alto nivel. Es simplemente el resultado de brindar "lo que gusta a las masas" y eso no es lo mejor. Desde estos momentos me convertiré en "el viejo terrible" y no necesito de pantallas para mostrarme. "Comentiquejas" es el vocero del pueblo y repetiré como lo decía el periodista radial del pasado Leonidas Yerovi, hijo del poeta, ¡Yo soy el público!. Gracias.