lunes, 27 de febrero de 2012

"UNIVERSITARIO DE DEPORTES DE LIMA" EN QUIEBRA. ES VERDAD AUNQUE USTED NO LO CREA.

Universitario de Deportes
Con Lolo y Lolín. El mudo Huapaya y
el arquero Sacco, entre otros.
Hoy está en todos los medios escritos y de televisión y radio, el caso del fútbol peruano. Se ha paralizado el campeonato y los dirigentes de Alianza y Universitario se desgañitan diciendo que no es culpa de ellos. Que no intervenga el gobierno y que sólo ellos solucionarán el problema. Tienen tremenda deuda y han esperado a última hora para tratar de resolverlo. Sin ser tan exagerados como la prensa sensacionalista y sus comentaristas, les diré que lo que sucede no es nuevo. Siempre fue así. Y mucho peor, tal vez.

Es, en el caso de esos dos cuadros emblemáticos de nuestro fútbol, una historia que tiene sus raíces en la siempre manera explotadora como se comportaron quienes las tuvieron en dirigencia. Recuerdo que nuestro ídolo máximo del fútbol peruano, yo lo considero así, "Lolo Fernández", comentaba risueñamente lo que recibía por marcar goles y ser considerado el máximo artillero nacional. ¡Propinas! Nos hablaba de 6 soles después de cada partido. Y era "el cañonero". Imagínense lo que recibían los demás.

"El Cañonero" declaró
que recibía propinas.
No recuerdo que Terry, Gilberto Torres o Félix Castillo se lucieran con un automóvil del año y posando en alguna revista de moda. Los que tenían buenos carros eran los dirigentes. Recuerdo el caso de Carlos Torres que jugaba en el Atletico Chalaco y lo jaló la "U", más que seguro por influencias de su hermano Gilberto. Lo que pasó era un caso inédito.  Universitario pagó por su pase lo que solicitó el jugador. Algo así como 18 mil soles. ¡Una fortuna! Tanto es así que hasta ahora, sus viejos amigos le llaman "Dieciocho". Ya empezaban los negocios.

Toda la vida y en todos los clubes, grandes y chicos, jugaban por sport. Tenían que buscárselas en otros medios. El famoso "Feo Salinas", del Alianza, era chofer de la línea de ómnibus "Cocharcas-José Leal". Aquello de fútbol profesional había que ponerlo entre comillas. Se acostumbraron al "amateur". Por otro lado ya se practicaba lo de las "coimisiones". Un "Jale" significaba que el primer sueldo era para el que lograba el contrato y así por el estilo. Igualito pasaba en la radio y luego en la televisión con los artistas. Siempre existen los "vivos".

Otro equipo de la "U" y allí están el arquero
Ormeño y ya jugaban Terry y Rovay, siempre
puras propinas.
Por supuesto que estos "contratos" se respetaban silenciosamente. Nunca hubo recibos ni descuentos. Todo era a la criolla y se arreglaba entre "caballeros". Entonces, ¿por qué ese afán de ser dirigentes? Y  los hubo famosos y eternos. Cuántos de esos "empresarios", se hicieron ricos vendiendo a los jugadores peruanos al "Dorado de Colombia". Allá fueron a enseñar nuestro fútbol Tito Drago, Valeriano López y su compadre Barbadillo. Se cuenta que el "tanque" prendía sus cigarros con "dólares". Corrió mucho dinero.

Y esta historia tan vieja y manoseada, se pretende continuar en nuestro fútbol profesional. Tenemos pocos jugadores de vitrina y "recontra" conocidos. Sin ninguna duda, entraron al negocio. Se queda afuera el que "pitea" mucho. En conclusión, las grandes ganancias son para los dueños de los equipos. Cuando se sabe hacerla, hay para todos. Ojalá que con la experiencia que se está pasando en el fútbol nacional, se abra bien los ojos y no se permita que esta historia se repita. Ojalá no. Gracias.

miércoles, 1 de febrero de 2012

"RADIO PROGRAMAS DEL PERÚ TELEVISIÓN". DECIDIR POR FAVOR. ¿RADIO O TELEVISIÓN?

Raúl Vargas
Somos oyentes de Radio Programas del Perú, como muchos, por las noticias que siempre son de actualidad y por algunos de sus programas especiales. También por que nos recuerda la hora y que en cierto modo fue el reemplazo de la otrora Radio Reloj. Como radio, continúa siendo lo que fue su objetivo primario. Lo que nos sorprende es que ya tiene señal propia en televisión a través del Cable, pero continúa en la misma tónica. Es la radio captada por cámaras de televisión y no existe actualmente ningún programa que demuestre lo contrario.

Si se están anunciando como televisión, es hora que lo hagan así. Creo que se veía mucho mejor en épocas que aparecía la radio en pantalla con sus locutores y comentaristas en plena faena radial. Había más variedad y daba gusto ver a Hugo Viladegut y Nella Lazarte compartiendo "cámaras". Igual pasaba con Alberto Cuya Rivera o Elenita Guevara y mi amigo  Hugo Almanza Durand y su "retoño". Se ofrecía radio a través de la televisión. Nos acostumbramos a este sistema y pensamos que al cambiar a televisión, iba a ser otra cosa.

De pronto nos estamos adelantando en hacer estas observaciones, pero hasta ahora, nada de nada. Por ejemplo, esta mañana veía a los conductores de costumbre, dos veteranos a los que se va a agregar otro, el ex congresista Guido Lombardi que se anuncia con gran pompa. Ya en la televisión RPP y al conectarse con una fuente de información, solamente se reportaba el enlace por simple voz. Sin imágenes. Recuerden que la señal actual ya habla de televisión y eso, es ver los sucesos filmados o en vivo.

"Chema" Salcedo
Mientras se transmitía el reporte que menciono, la imagen de RPP era siempre el rostro del señor Raúl Vargas, nada especial que sirva de fondo. Tal pareciera que él y el señor José María Salcedo, el famoso "Chema", se han adueñado de las cámaras. Respecto a este último, sin ninguna duda un gran periodista y entrevistador, pero tiene un gran defecto que opino debe corregir. Está en los tratados de Oratoria. Mucho gesticula ayudándose de brazos y manos de manera exagerada. Habría que amarrárselos para que deje de moverlos tanto. Y es simpático el famoso "Chema".

Repito. Soy un simple televidente y que conoce algo de esta profesión. No tengo ningún ánimo de criticar con maldad, pero opino lo que debo decir. Para bien de ellos. Aquí en RPP Televisión, sucede todo lo contrario de lo que muestra, por ejemplo Canal "N" del "Comercio". ¡Juventud, divino tesoro! La verdad es que existiendo tantos nuevos elementos  en RPP y con mayores posibilidades de éxito, se entercan en no darles oportunidades y continúan con los tradicionales de siempre. No opinamos de quitar. Comentamos de mostrar una mejor variedad de rostros.

Que me disculpen los que discrepan con lo que digo. Precísamente mi colega Eduardo Navarro, el recordado "Reporter Esso" de la radio de ayer, hacía esta misma observación. Hasta cuándo va a seguir RPP con el cuento de la televisión. Nos extraña, porque allí se mantiene Manuel Delgado Parker, que como Héctor y Genaro, sus hermanos, siempre han sido pioneros en las innovaciones. Esa televisión de RPP todavía "huele a radio". No es malo, pero hay que distinguir lo uno de lo otro. Por ahora, yo me quedo sólo en RPP. Me gusta más la radio. Gracias.