sábado, 28 de enero de 2012

EL PROGRAMA "10" DE HOY SÁBADO EN ATV CANAL 9 CON ÁLAMO PÉREZ LUNA. ¿UNA MANERA DE ENSEÑAR LO QUE ES EL TERRORISMO?

Álamo Pérez Luna
Excelente Periodista
Noto que la televisión y los medios radiales y periodísticos, se han puesto de acuerdo en recordar al pueblo y a toda la ciudadanía del Perú, los actos de terrorismo que nos invadieron y horrorizaron por culpa de Sendero Luminoso y el MRTA. Nos muestran repetitivamente, como si sufrieran de un contagio colectivo, todas esas escenas que ya habíamos olvidado. En este caso me referiré al programa "10" que condujo Álamo Pérez Luna y que acabo de observar con sus aberrantes escenas.

Como no somos críticos y sólo tenemos el ánimo de hacer observaciones, equivocadas o no, esto de mostrar nuevamente lo que sucedió ayer, es como aquello de nuestra infancia que nos enseñaba nuestro hermano mayor "Chocatito". Lo tomaba todo a broma y siendo él, alumno secundario del Guadalupe, nos decía que deberíamos tener en cuenta las palabras "que no se debían decir". Y así, recibimos la más ilustrada clase de lisuras, jergas, apodos y todo lo podrido que podrán imaginarse.

Nuestra madre se escandalizaba cuando sus más pequeños hijos, César y yo, decíamos las interjecciones más bárbaras en boca de un niño. ¡Por Dios! ¿Quién te ha enseñado a decir eso? Es "Chocatito", mamá. Le pedía explicaciones al hermano mayor y este, muy suelto, contestaba que nos enseñaba lo que las reglas morales y decentes prohibían a quienes tenían la facilidad de decirlas. Si analizamos la broma, podría ser razonable, pero, sin lugar a dudas, no era el método adecuado.

Y eso es lo que percibo en nuestra televisión. Nos desnudan casos indeseables de ver, para educar a la población. Debemos tener en cuenta que seguimos en la Torre de Babel. Nadie entiende a nadie, hablando el propio idioma. Somos una cultura de desobedientes y enemigos del consejo. Así es la Naturaleza. Ese es el mundo que existe sobre la Tierra. Papa Católico, por un lado, que dirige la Fe de Cristo y la Paz y, por otro sitio, Osama Bin Laden, destruyendo las Torres Gemelas.  ¿Quién nos entiende?

Las lecciones de la televisión serán aprendidas de acuerdo al pensar del televidente. Hay quienes, debido a su ignorancia o falta de sentimientos, aplauden lo que hizo el terrorismo. Los pensantes que deseamos la Paz, rechazamos esas formas de quebrantarla. Quisiera tener más facilidad de explicarme y hacer notar la realidad del ser humano. Existimos buenos y malos. Creyentes e intolerantes. Inteligentes y burros. Siempre está la contra y a esa nadie la puede derrotar. Allí tienen a los políticos, mintiendo a más no poder.

El programa "10" de la televisión es muy elocuente y como él, hoy están de moda muchos similares en todos los canales de Lima. Aquí no criticamos a Álvaro Pérez Luna. Cumple su objetivo y obedece lo que alguien arriba de él, demanda. Técnicamente, bueno. Escandaloso, sí. ¡Eso es lo que le gusta a la gente! Nadie se preocupa en lo que "necesita la gente". Esa es nuestra televisión y desea ser vista para vender lo que sus auspiciadores invierten. En mala hora. Amigos: es mi punto de vista. Nada más. Gracias.

jueves, 26 de enero de 2012

"CÉSAR HILDEBRANDT". TUVO MAYOR IMPACTO EN LA TELEVISIÓN, CUALQUIERA FUERA EL CANAL.

César Hildebandt
Este es un comentario que me atrevo a escribir y teniendo como figura central a César Hildebrandt. Para la gente de nuestra edad, un personaje impactante en la televisión y desde sus inicios como periodista en este importante medio, un severo crítico político de gran audiencia y credibilidad. Cuando finalizó "Telecentro" y volvimos a nuestro canal de origen, el 4, lo hallamos allí y ensayábamos con Lucho Buendía de Promociones, el redactar los textos para ser grabados luego y publicitar cada programa adecuadamente. Recuerdo que, necesitando datos para el texto a redactarse, acudimos a él a fin de conocer alguna novedad a transmitirse en su horario estelar. En efecto, nos complació y aprobó lo que habíamos escrito. 

Recuerdo que Lucho Buendía, chico de mucho talento para el puesto, manifestaba su admiración hacia Hildebrandt y se refería a él como ¡un "chato" que se pasaba! Es que realmente había impactado de tal manera en el público, que su fama era incontenible y en ese momento se encontraba primero en las encuestas. Trató de manera cruda el caso de Uchurajay y desde allí se empezaron a conocer las cosas turbias que se sucedían en aquel conflicto inútil entre peruanos. Y así como obtenía éxitos, también los perdía en menos de lo que canta un gallo por su intransigente modo de hacerse respetar en sus opiniones. Se le cortaban los contratos y a buscar nueva casa. Ese a sido su modo de vida periodística y quizá a eso deba su gran fama y aceptación. 

Lo cierto es que hoy reina en el olvido y se le extraña. Su columna periodística de mucha aceptación, no puede suplantar a la televisión. Aún recuerdo el conflicto que tuvo con Genaro Delgado Parker,  el gran "telecaster" de Panamerican, a quien enfrentó públicamente en su propia casa y dejando en ridículo a su hijo frente a cámaras. Lo que opinaré al respecto, lo diré como público televidente. Aprovecharé este mi blog "Comentiquejas", que parece me está gustando, y trataré de ser consejero, y más que crítico, un simple observador que se pone en el cuerpo de estos protagonistas. Reitero que recién estamos ingresando a este fascinante mundo de poner en manifiesto nuestros pareceres.

La famosa "Libertad de Prensa" no existe. Que se deje cierta liberalidad a los conductores de los espacios políticos, tiene su margen. Está en juego, el interés del propietario o de la empresa comunicadora. A nadie se va a engañar que todo lo que tiene cierto peligro para la conveniencia del dueño, posee "pase libre". ¡No! Un periodista del Canal 7 y cualquier conductor de programas, en la vida va a decir lo que quiera con respecto a criticar al gobierno. Por alguna falla, sin quererlo, está de patitas en la calle y así es, aunque duela decirlo. El admirado César Hildebrandt, se sintió superior a la realidad y en muchos de sus cambios de canal, tuvo el privilegio de buscarse él, propiamente, la sanción. 

Recuerdo luego los comentarios en Directorio. Éramos, como Presidente de la Comunidad, miembros del mismo en Canal 4 y teníamos que aceptar la decisión que se tomara, porque ponía en peligro sus relaciones con la política del Gobierno reinante. Así de simple. Siempre pagaba el más débil. Entonces, César se encaminaba a la competencia y volvía a debutar. Vivíamos otros tiempos y había sólo dos canales de televisión que se sentían omnipotentes. Ya eso pasó. El Cable cambió todo y la aparición de nuevas empresas en la competencia, hizo lo demás. Comparando doméstica mente esta apreciación, era como permitir, en una familia, que los hijos hicieran lo que les venga en gana.

César Hildebrandt es un grande. Quizá se cerró las puertas de todos los medios de televisión y hoy muchos de sus alumnos tienen pantalla. Caso Nicolás Lucar, Cecilia Valenzuela y otros. Debo confesar que ahora soy adicto sano a este medio y veo muy poco la televisión. Pero, sin que esto eleve mucho más la egolatría del gran César Hildebrandt, si retorna, allí estaremos. Sólo un favor César. Encierra tu temperamento bajo cien candados y no le des las llaves a nadie. Que te cueste trabajo esa "libertad". Ojalá tengamos la suerte de verte nuevamente en acción y considera este comentario como un ensayo periodístico de un viejo locutor, y joven y siempre entusiasta televidente. Gracias.

martes, 24 de enero de 2012

MILAGROS LEIVA. GRATÍSIMA NUEVA FIGURA DEL CANAL "N" DE TELEVISIÓN.

Milagros Leiva
Milagros Leyva, resultó para nosotros una grata revelación de nuestra alicaída televisión. Aparece en el Canal "N" y lo hace en un principio en 5 minutos de entrevistas que nos parece muy simpático y singular: Tiene sus repeticiones y todas estas tienen un mismo patrón, es decir, descubrir en ese corto tiempo la imagen del invitado. No pasa nada cuando se trata de un archiconocido, pero si, cuando es alguien que está en el camino real de la fama y demuestra características de su personalidad, que el corto tiempo no permite ampliar.

Sucede entonces que los directivos del Canal "N", son impactados por la entrevistadora y deciden ampliarle la oportunidad de algo más extenso. Allí aparece "No Culpes a la Noche", un título que no refleja para nada lo que sucede en el programa. Al margen de aquello, el programa se repite de día y pierde todo su efecto nocturnal. Se transmite en horario no apto para ciertas audiencias, con todas las barbaridades que dicen algunas veces sus entrevitados. En esto hay que tener mucho cuidado amigos de Canal "N", mi canal favorito.

Tiene sonrisa natural
Nos agradó el programa debut nada menos que con el Presidente saliente Alan García Pérez, político ducho en salir ileso de embarazosas preguntas y a las que disimula con bromas y carcajadas. Eso es ser político. Un poco "cara duras" ante verdades que se les asignan. Lamentablemente no todos tienen estas "virtudes" y que, ante la televisión no se pueden disimular. Los gestos se hacen evidentes y no hay salvación. ¿Podría ser esta característica de Mlagros, que pone en jaque a sus invitados, la que ha contribuído a su rápido encumbramiento?

El hecho de poseer un medio que te facilita el poder, no significa abusar del mismo. No nos agradó la manera en que fustigó a Keiko Fujimori y la hizo sentir mal ante sus preguntas directas sobre la calidad moral de su padre. Ha sabido la ex candidata a la presidencia, como política, disimular sus sentimientos. Entiende lo que es y se somete a este periodismo que yo y muchos más no aceptamos. Violar las intimidades, representa falta de sensibilidad y escrúpulos de quien abusa del poder periodístico en la radio o la televisión.

Tampoco si se exagera
con carcajadas.
Observamos también los coqueteos de esta nueva figura de la televisión nocturna para promoverse en otros medios. Así, entrevistó a Beto Ortiz, buen periodista, pero ganado por la egolatría, y que parece que en esos intercambios de entrevistas en ambos canales de televisión, fue contagiándola. Noto que Milagros Leiva no es ninguna novata y ella le reafirma a muchos de sus entrevistados, a fin de demostrar su experiencia. Lo cierto es que en la televisión es primeriza. Esto hay que tenerlo siempre presente, Milagros.

Las cámaras te elevan en vertiginosa y rápida subida. Como se sabe, el secreto es guardar el equilibrio en ese lugar. Allí radica la virtud de continuar hacia el lugar de las estrellas. ¡Cuidadito! Milagros Leiva está todavía en un sistema de expansión no total. La señal libre, es la ideal. Allí tiene posibilidades de pasar al Canal 4, si es que sus productores "estrellas" lo adviertan alguna vez. Sería irónico que otro medio les ganara la mano y Milagros Leiva pase a vestir otra camiseta. ¡Ojo Milagros! No hay que envanecerse. Te lo dice un viejo. Gracias.

martes, 17 de enero de 2012

¡CUANDO NO, BETO ORTIZ! PARECE SER UN BUEN PERIODISTA, PERO NO PUEDE CONTENER SU EGOLATRÍA.

"Beto Ortiz"
Ha ya muchos años cuando todavía laboraba en la televisión, quedaba impresionado por los excelentes reportajes de un joven periodista, con toda la capacidad para triunfar. Alturado y dando muestras de una gran inteligencia. Muy respetuoso con quien fuera su entrevistado. Estaba todavía en el periodismo escrito y creo que imaginé que algún día podría ser tentado por la radio y la televisión. Bastante joven y quizá, ante muy buenos comentarios sobre él, fue creando, sin notarlo, su egocentrismo fatal.

Aparecería en la televisión y como todos los que gozan de este privilegio engañador, fue sintiéndose un Dios. El inteligente periodista, sucumbía ante su ego cada vez más halagado. Fue captando sintonía bárbara en esos programas que desdibujaron su figura. Esto es desde nuestro punto de vista. Nunca pensé que este joven aparentemente tímido, cobraría una personalidad engañosa. Aquello de Bologna y sus gritos desaforados me dejaron frío. Empezaba allí, ya seguro que era famoso, su triste engaño personal.

Lamento que tanto talento se pierda equivocadamente. No tiene humildad y se siente un poseído por el poder del rating. Tanto es así, que exageró la nota y cuando llegó a los extremos máximos que le proporcionó la televisión, se sintió intocable y se hundió en esa metamorfosis que cambió totalmente su imagen. El periodista Beto Ortiz, pisó nubes y no pudo descender de ellas. Voló tan alto o como lo hacen aquellos pobres ilusos que aspiran éxtasis, para sentirse extraordinarios terrícolas.

Descansó lo suficiente para que su pasado no malograra su futuro y reapareció en la televisión haciendo otra de sus extravagancias. Sin ánimo de desmerecer a la "Tigresa del Oriente" que conquista desnivelados adeptos con un arte que sólo ella entiende, igual sucedió con Ortiz, que ingresó a la conquista de ese público. Y lo logró y se engañó pensando que había conseguido lo máximo. Algo temeroso volvió a las andadas con un cómplice que finalmente se quedó con su programa, cuando su ego se lo exigió.

Al reaparecer por Panamericana en su noticiero matinal, vimos al Ortiz de sus primeros años. Más cuajado y más centrado. Comentábamos con muchos que ojalá durara en aquel estilo que fue suyo. Y lo ha venido haciendo bien, aunque abruptamente cambió de camiseta. Pasó A Frecuencia Latina y demostró lo que pensamos era el verdadero Beto Ortiz, el periodista. Sin embargo, empezó a ser irrespetuoso y la verdad, dejé de verlo. Es que volvía al camino que lo llevó a quedarse fuera del gusto del público serio.

Hoy me encontré en el Facebook con los comentarios de muchas personas, criticándolo en gran mayoría, por lo que hizo ante el abogado Alfredo Crespo. Le solicitó expusiera las razones que tiene para creer que S.L. no representa terrorismo. Lo fustigó de manera abusiva, como dueño del lugar en el que está sentado: la empresa que alguna vez fue víctima de Sendero Luminoso y que parece ser el motivo de su equivocado trato. Finalmente, lo botó. Reapareció el verdadero Beto Ortiz, aquel que pensé no volvería a ver mas. Lo lamento. Gracias.